Para los valores éticos, conquistado en el desarrollo de nuestra civilización, la persona humana es una fuente de derechos primarios e inalienables, para el que todas las funciones de la vida de informe (que son atributos de la persona) Deben desarrollarse y conservarse y, si se ven afectados por déficit patológicos, Ellos deben ser rehabilitadas medida de lo posible. Peter Pfanner y Mara Aguilar.

andrea in radio